El triunfo de la izquierda abre la puerta al Estatuto Profesional, la Ley de Derechos Laborales y unos Medios Públicos de tod@s

Madrid,17 de marzo de 2004. (Comunicado de la Junta Ejecutiva Federal de la FeSP).

El triunfo electoral de la izquierda abre la puerta al logro de las tres grandes reivindicaciones de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP): Estatuto Profesional, Ley de Derechos Laborales y unos Medios Públicos democráticos e independientes de cualquier Gobierno central, autonómico o local. Así se desprende de los compromisos asumidos a lo largo de la campaña ante la FeSP por las diferentes candidaturas, reforzados por las primeras declaraciones del líder socialista José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno electo.

Al sumarse al luto colectivo por las víctimas de los sangrientos atentados del 11-M en Madrid, la Federación de Sindicatos de Periodistas renunció a pronunciarse sobre los programas electorales de comunicación en esas dolorosas vísperas de la cita con las urnas. Lo hace hoy porque sigue considerando un deber cívico difundir públicamente estas posiciones de los partidos, desde el convencimiento de que corresponde a la sociedad discernir qué formaciones favorecen la creación de una opinión pública libre, por informada, y cuáles defienden el ‘derecho de pernada’, por via económica (precariedad) o política (manipulación) sobre los medios informativos

Hace un mes, la FeSP planteó a los cabezas de lista de las candidaturas presentadas al Congreso de los Diputados las tres condiciones que, a nuestro entender, son básicas para asegurar el derecho a la información de la ciudadanía.

***Un Estatuto del/la Periodista Profesional, que garantice los derechos y deberes de los informadores.

***Una Ley de Derechos Laborales de los/las Periodistas, especialmente de los situados fuera de plantilla y mal llamados “colaboradores”.

***Un modelo democratizado de medios públicos de comunicación, que asegure su independencia de los Gobiernos y huya del control partidista por cuotas.

La respuesta fue desigual según la tendencia política: el Partido Socialista e Izquierda Unida, a través de sus máximos dirigentes José Luis Rodríguez Zapatero y Gaspar Llamazares, mostraron su apoyo a los tres puntos, que se tradujo en su inclusión en su programa electoral, lo que sucedió también con Iniciativa per Catalunya Verds-EUiA. Por su parte, la Chunta Aragonesista, de la mano de José Antonio Labordeta, expresó su respaldo a las dos iniciativas legislativas de regulación de la profesión, lo mismo que hicieron en Baleares Unió Mallorquina y la Coalició Progressistes per les Illes que integran Partit Socialista de Mallorca, Esquerra Unida, Els Verds y ERC. Otras formaciones, como Esquerra Republicana de Catalunya y Bloque Nacionalista Galego, que nos consta que apoyaron en otros momentos la democratización de la radiotelevisión pública, no nos lo comunicaron formalmente o no figuraba en su programa. Tampoco hemos recibido contestación del Partido Nacionalista Vasco y Eusko Alkartasuna.

En el caso de Andalucía, donde el domingo se celebraron además elecciones autonómicas, los candidatos y máximos representantes del PSOE de Andalucía, Izquierda Unida-Verdes-Convocatoria por Andalucía, Partido Andalucista, Partido Socialista de Andalucía y Foro Andaluz se comprometieron a trabajar con la FeSP en sus propuestas y subrayaron la necesidad de un cambio en los medios públicos.

Constatamos, por tanto, que sólo el Partido Popular, Convergencia i Uniò y otros partidos de centro-derecha se han mantenido mudos respecto a los derechos de los periodistas y a las medidas para garantizar el derecho constitucional a la información mediante leyes que aseguren la estabilidad y la independencia de los informadores y la imparcialidad de los medios públicos.

Deja un comentario