El SPM exige a Colpisa que retire el ERE de cierre para poder negociar sin coacciones

Madrid, 22 de septiembre de 2010 (comunicado del SPM)

El Grupo Vocento y el equipo gestor de Colpisa han llevado a extremos inhumanos, de intolerable crueldad y de auténtico chantaje su presión a la plantilla de la agencia para que acepte una rebaja salarial del 10% y la renuncia a importantes derechos adquiridos en negociaciones con la empresa durante sus 38 años de existencia.

El último capítulo de ese vergonzoso ‘juego sucio’ empresarial ha sido la presentación de un Expdiente de Regulaciòn de Empleo (ERE) de extinción de contratos que no tiene justificación alguna ni económica, porque las cifras registradas por la dirección señalan pérdidas anecdóticas de 5.000 y 600 euros en 2007 y 2008, e incluso beneficios de 203 euros en 2009, ni organizativa, porque la propia ‘rentabilidad’ de su ya recortada plantilla ha aumentado al asumir la condición de redacción central de los diarios locales y regionales del Grupo, con el consiguiente ahorro de personal en esos periódicos, y mucho menos profesional: Colpisa lleva muchos años siendo la agencia de referencia en la prensa regional, y el prestigio de su redacción ha quedado revalidado en los últimos meses con un buen puñado de exclusivas periodísticas.

Lo más grave es que la empresa y el director de Colpisa (Manuel Alejandro Castillo, que intentó incluso arrogarse un papel de mediador que no puede corresponder al personal de confianza de la empresa) ni siquiera han respetado la decisión en asamblea de las trabajadoras y trabajadores de la agencia de negociar las posibles rebajas salariales y sociales que exigían el equipo gestor y su asesor jurídico Pedro Arriola. En vez de iniciar de inmediato esa negociación aceptada democráticamente por la plantilla, redoblaron su amenaza de cerrar la empresa, que finalmente materializaronayer con la presentación del ERE de extinción de contratos.

Pero aún faltaba lo peor, el intento empresarial y directivo de humillar de manera gratuita a la plantilla con una propuesta gravemente vejatoria: que sean los trabajadores y las trabajadoras de Colpisa quienes soliciten -por no decir ‘supliquen’- la “ampliación del ámbito de negociación” del citado ERE de extinción. Si legalmente debería circunscribirse a negociar y acordar las indemnizaciones por el despido definitivo de toda la plantilla, ahora el equipo gestor y su asesor jurídico pretenden que sirva para ‘pactar’ sus tan ansiadas rebajas salariales y sociales. Eso sí, bajo la persistente amenaza de cierre de la agencia y con la premura que impone el plazo negociador de 15 días del ERE.

La empresa juega, pues, con las cartas marcadas, en una ‘negociación’ desigual y ventajista con una plantilla que, si quiere mantener su puesto de trabajo, apenas tiene otra opción que aceptar ese escandaloso ‘trágala’ empresarial. En el Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM) confiamos en que las autoridades laborales autonómicas sepan detectar esa maniobra, rechacen este ERE injustificado e innecesario y hagan justicia a la plantilla de Colpisa y a su representación laboral, elegida bajo las siglas del SPM.

Por todo ello, el Sindicato de Periodistas de Madrid exige a los equipos gestores y directivos de Colpisa y de Vocento que retiren el ERE de extinción para que la plantilla de la agencia pueda negociar -como siempre se ha mostrado dispuesta a hacer- libremente y sin coacciones los posibles ahorros que faciliten la viabilidad de la empresa. Ahorros que por cierto, como ha sucedido en otros grupos de comunicación, deberían alcanzar también a otros costes de ámbito no puramente laboral y ser asumidos en escalones superiores de gestión y dirección, y no solo en el de los trabajadores y las trabajadoras de a pie.

Deja un comentario