El SPM convoca a la manifestación en defensa de RTVE, de sus puestos de trabajo y de un servicio público demo-crático, de calidad y financiado establemente

Madrid, 12 de diciembre de 2005 (hoja informativa de la
sección sindical del SPM-RNE)

«Vamos a salir a la calle el próximo sábado por el mantenimiento de nuestros puestos de trabajo, amenazados por una drástica reducción desde que la SEPI, organismo del Ministerio de Economía y Hacienda, difundió que pretendía eliminar entre 3.500 y 5.000, sin que los respectivos responsables lo hayan desmentido categórica y públicamente en las numerosas ocasiones que han tenido.
Vamos a salir a la calle «porque con las cosas de comer no se juega», como se asume generalmente, es decir, en defensa de nuestros empleos, de nuestros salarios, de nuestra profesión y del futuro de quienes dependen de ello.

Saldremos a la calle porque, además, con esa reducción de empleo, de entre un 40% y un 60% de la plantilla, RTVE no podrá mantener el servicio público de calidad, diverso y para una mayoría de la sociedad como única alternativa al extenso y creciente número de emisiones privadas, analógicas y digitales, cuyo objetivo fundamental es obtener beneficios económicos para sus accionistas.

Saldremos a la calle porque, como profesionales y como ciudadanos, apoyamos la reforma democrática de los medios de comunicación públicos prometida por el PSOE y por el Gobierno, para exigirles que sea su principal tarea y para recordarles que sanear RTVE y ponerla en la mejor posición de futuro implica ineludiblemente una plantilla, una dimensión y una financiación adecuadas y estables, no su desmantelamiento.

Nos dirigimos también a quienes, como nosotros, no están de acuerdo con las posiciones de algunos compañeros que, en este río de inquietud general, quieren pescar piezas que persiguen desde el comienzo de la actual gestión. No compartimos afirmaciones como que «esta es la peor dirección general de toda la historia de RTVE», nos basta con pensar en algunas etapas recientes. Nos basta con recordar a Ferrari, hoy partidario de suprimir 4.000 puestos de trabajo en RTVE, a Urdaci al frente de los ‘deformativos’, a RNE entregada a la derecha más rancia y alrededores. En consecuencia, no apoyamos las peticiones histéricas de dimisión de la actual dirección general. Ni respaldamos la proclama impresa de «ZP-NO» que ha inundado RTVE durante semanas como expresión de quienes nunca protestaron en los momentos de mayor indignidad en el uso y abuso de RTVE o de quienes han visto frustradas sus aspiraciones personales. Pero eso no es lo importante ahora. Lo importante, el sábado 17 de diciembre, es demostrarnos, y demostrar a los ciudadanos, que somos capaces de defender nuestros puestos de trabajo, el servicio público de RTVE y una radiotelevisión estatal libre, democrática, de calidad y con futuro. Esas serán nuestras pancartas el próximo sábado.

Ninguna organización, tampoco el SPM, puede defender a quien no quiere defenderse. La respuesta colectiva sólo es posible si individualmente decidimos demostrarle a la SEPI que no puede hacer lo que quiera con nuestros puestos de trabajo, con nuestro futuro y con el de RTVE y a cualquier precio. Es el momento antes de que sea demasiado tarde. Somos muchos y les costará pasar por encima si nos movemos juntos y acompañados por las organizaciones sociales y las personas que también defienden la radiotelevisión pública que queremos y que nunca hemos podido tener hasta ahora.

Compañeras y compañeros, el futuro es nuestro si lo defendemos hoy.»

Deja un comentario