El SPM considera sectario el reparto de televisiones locales acordado por el Gobierno de Esperanza Aguirre

Madrid, 10 de agosto de 2005. (Comunicado de la Junta Ejecutiva del Sindicato de Periodistas de Madrid).

El Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM) expresa su rotundo rechazo a la adjudicación de 30 emisoras de televisión local que ha acordado el Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por Esperanza Aguirre, porque demuestra un sectarismo intolerable en un régimen democrático.

Llama poderosamente la atención que la mayor parte de estas licencias haya sido concedida a empresas y personas que no tienen ninguna experiencia en el sector audiovisual –con el riesgo de que una mala gestión termine perjudicando, como en otras muchas ocasiones, a los trabajadores–, y que se hayan quedado sin ninguna concesión otras que ya están consolidadas en ese terreno, como Telecinco y Localia. Cinco emisoras son para la Iglesia Católica, cuatro para el periodista de la cadena COPE Federico Jiménez Losantos y 10 para el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, entre otras.

Da la impresión de que el Gobierno madrileño ha repartido las emisoras teniendo más en cuenta quiénes son sus amigos o están más cercanos a sus posiciones ideológica que los criterios profesionales necesarios en estos casos.

La adjudicación que ha acordado el Gobierno del PP en Madrid no contribuye al pluralismo informativo, porque pone las televisiones locales únicamente en manos de personas y empresas que no ocultan en su actividad diaria sus simpatías por el PP.

Deja un comentario