El Sindicato de Periodistas de Cataluña defiende el estatuto profesional frente a la «dictadura mediática»

Madrid, 29 de mayo de 2006 (Europa Press)

El presidente del Sindicato de Periodistas de Cataluña, Dardo Gómez, defendió hoy en su comparecencia en el Congreso de los Diputados la necesidad de aprobar por ley un estatuto del periodista profesional frente a la «dictadura mediática» que se vive en España, como consecuencia de que «los medios se han apropiado de la información como si fuera de su propiedad», lo que a su juicio no garantiza el derecho a la información de los ciudadanos.

«La información es de los ciudadanos y la hacen los periodistas y eso hay que protegerlo con garantías para los informadores», aseguró Gómez en declaraciones a Europa Press al término de su comparecencia en la Comisión Constitucional, tramita la proposición de ley de IU, actualmente en fase de ponencias. A su juicio, el momento actual está dominado de un «estado de indefensión» debido a una «apropiación de la información que hacen los medios y que manejan según sus intereses».

En su comparecencia en la Cámara Baja, Gómez reclamó un estatuto que contemple la regulación laboral por ley, ante una coyuntura «con más del 50 por ciento de precariedad en la profesión», según dijo. «La autorregulación funciona, por supuesto, en muchos países de Europa pero en todos los países de Europa también hay un estatuto que asegura que los colaboradores o periodistas a la pieza estén incluidos en la seguridad social», señaló.

En este sentido, criticó la postura adoptada por algunos medios de
comunicación que tienen participaciones en diarios en el extranjero «y saben que es así», y sin embargo se opongan al proyecto para España. Además, aseguró que «todos los partidos políticos están de acuerdo con la necesidad de aprobar el texto», que a su juicio no es contradictorio con ninguna ley que regule la libertad de empresa, sino que «es la propia ley la que se incumple en la regulación laboral».

El presidente del Sindicato de Periodistas de Cataluña aseguró que el estatuto, si no rige los derechos laborales «es sólo papel mojado, ya que las condiciones en las que los periodistas realizan su trabajo afectan a la calidad de la información que los ciudadanos reciben», concluyó.

Deja un comentario