El periódico «Ahora» cierra

Tras 13 meses de vida, los accionistas han acordado disolver la empresa y no ir a la ampliación de capital que era necesaria para su supervivencia

El periódico Ahora ha sacado a la venta el 14 de octubre su último número semanal en papel, y también ha cerrado su edición digital, porque sus accionistas han acordado disolver la sociedad editora debido a la mala situación económica de la empresa.
Tras 13 meses de vida, el semanario informa en su último número -el 55- que la Junta General Extraordinaria ha acordado el cierre porque la empresa editora, Papel Futuro 2014, SL, se encontraba en causa de disolución debido a que su patrimonio neto estaba por debajo de la mitad de su capital social. Era necesaria una ampliación de capital, pero los accionistas han optado por cerrar la publicación y «ahorrarse un periodo agónico».
2016-10-19-12_31_48-ahora-se-despide-de-ustedes«Antes de lanzarnos al intento sabíamos que era difícil», indica el periódico en su último número, «pero, en el momento de clausurarlo, estimamos que siguen vigentes las razones de ese emprendimiento. Parafraseando al director de ‘Combat’, hemos querido emplear la voz de la energía templada y no la del sectarismo odioso; la de la exigente objetividad y no la de la retórica altisonante; la de los injustamente tratados y no la de la mediocridad banal».
«Seguimos pensando que el periodista puede ayudar a la comprensión de las noticias mediante observaciones que le den su alcance exacto, dado que su origen e intención distan de ser siempre evidentes. Consideramos que le incumbe el deber de la reflexión y de la escrupulosidad y, sobre todo, el de alertar el sentido crítico de su audiencia en vez de favorecer la inclinación hacia lo fácil», añade.
«Y en cuanto a la etapa post mortem, que a continuación se abre, digamos que, si alguna vez el periódico ‘Ahora’ llegara a ocupar la mesa de disección del instituto anatómico forense —que a nuestros efectos son las Facultades de Ciencias de la Información y las escuelas de negocios—, nos gustaría que le fuera reconocida la consideración de cadáver exquisito», concluye el texto de despedida.
El Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM) y la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) muestran su solidaridad a los 10 trabajadores que lo elaboraban y a los colaboradores y lamenta este cierre, que los envía a engrosar las listas del paro y, como siempre que desaparece un medio de comunicación, perjudica al pluralismo informativo y al derecho a la información de la ciudadanía.

Deja un comentario