‘El Mundo’ ficha más columnistas, pero no cubre ninguna baja

El Comité de Empresa advierte de que, de seguir así, habrá “más columnistas, opinadores y analistas que redactores y redactoras”, que son quienes “en dilatadas jornadas laborales sacan adelante el periódico” 

7 de junio de 2018

 

El Comité de Empresa del diario ‘El Mundo’ ha criticado que la empresa lleva dos años sin cubrir ninguna de las bajas que se han producido, con el argumento de que necesita seguir reduciendo los gastos, pero al mismo tiempo ha contratado a varios columnistas. “¿Si hay dinero para incrementar el número de opinadores, por qué no hay dinero para cubrir las bajas y permitir la promoción interna en la redacción?”, se pregunta la representación laboral en un comunicado enviado a toda la plantilla.

En el texto, el Comité de Empresa –del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM)— indica que la plantilla “celebra que el periódico apueste por la excelencia, con la incorporación de firmas importantes de la prensa española que aportarán más valor a la edición impresa y a la web”. Pero añade que en el último año han abandonado el periódico una decena de trabajadores (en Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante) y no han contratado a nadie en su puesto, lo que supone “una sobrecarga de labores añadida”.

Desde que Urbano Cairo es presidente y consejero delegado de Rizzoli Corriere della Sera (RCS MediaGroup, propietario del Grupo Unidad Editorial), en septiembre de 2016, no ha sido cubierta ninguna de las bajas que ha habido en el diario, ni las de quienes han dejado la empresa ni las temporales por maternidad, enfermedad u otros motivos. Eso ha llevado a que exista “una situación de emergencia en algunas secciones, que la empresa no parece querer abordar”.

El Comité de Empresa critica que la incorporación de nuevos columnistas se ha hecho a costa de rebajar lo que pagaban a otros que ya escribían para el periódico, lo que consideran “un agravio comparativo para quienes han tenido que rebajar sus ingresos”.

 “La redacción entendió en su momento la política de Cairo: frenar los despidos a cambio de no cubrir bajas, para ir reduciendo la masa salarial y los costes de redacción. Ese procedimiento se ha ido cumpliendo, pero ha llegado el momento en el que pensamos que habrá que reconsiderar ese planteamiento, en vista de que el argumento de la falta de dinero para personal no se aplica por igual a todos los trabajadores, porque lo que es evidente es el sobreesfuerzo al que se está sometiendo a determinadas secciones. A este paso vamos a tener más columnistas, opinadores y analistas que redactores y redactoras. La dirección del periódico no debe olvidar que son los redactores, no los columnistas ni los opinadores, los que diariamente, en dilatadas jornadas laborales, sacan adelante el periódico gracias a su trabajo”, concluye el comunicado del Comité de Empresa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*