El Instituto de la Seguridad Social de Bizkaia reconoce por primera vez la ansiedad como accidente laboral

Tras varias sentencias en esa línea, los sindicatos denuncian la «alta incidencia» de riesgos psicosociales en el trabajo y reclaman su reconocimiento como enfermedad profesional

30 de mayo de 2019 

Ansiedad

Ansiedad

La ansiedad sufrida por un trabajador en su empresa puede ser considerada como accidente laboral. Así lo ha determinado por primera vez el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de Bizkaia, según una información de Efe publicada en el diario Deia.

El empleado afectado prestaba sus servicios en un Ayuntamiento vizcaíno, y según UGT sufría actitudes discriminatorias en su puesto de trabajo. Así, en septiembre del año pasado sufrió una crisis de ansiedad diagnosticada por la mutua como “una contingencia común sin ver su origen laboral”.

En cambio, el médido de atención primaria que le concedió la baja le envió al psicólogo, quien sí determinó que había un episodio de angustia que, según el sindicato, tenía una “base laboral motivada por riesgos psicosociales motivadas por conductas discriminatorias».

UGT solicitó el cambio de determinación de contingencia, al entender que se trataba «claramente de una enfermedad derivada del trabajo». Finalmentre, será la mutua la encargada de abonar la prestación económica.

Recientemente, el Juzgado de lo Social nº 2 de San Sebastián reconoció también como accidente laboral la ansiedad padecida por acoso a un vigilante de seguridad por parte de uno de sus jefes, tal y como publicó La Vanguardia.

Según Comisiones Obreras, el trabajador, que desempeñaba labores como vigilante, estuvo de baja por ansiedad entre mayo y junio del 2018. El sindicato señala que la sentencia admite que ese periodo de baja se deriva de un accidente de trabajo.

El fallo del Juzgado de lo Social argumentó que “el trastorno de ansiedad puede tener múltiples causas, pero que la inmediatez temporal entre el conflicto y la asistencia sanitaria, así como la inexistencia de antecedentes psiquiátricos, demuestran que la conflictividad laboral y la situación de acoso fue el único desencadenante”.

Según informó el diario El País, el primer caso conocido en España en el que se determinó que el estrés había causado el accidente de trabajo fue tramitado por el Juzgado de lo Contencioso nº 5 de Granada, que condenó al Sistema Andaluz de Salud a reconocer la incapacidad permanente de un médico que sufrió un infarto debido al estrés sufrido durante su turno de consultas al no funcionar el programa informático de procesamiento de citas y expedientes.

Los sindicatos han denunciado la «alta incidencia» de los riesgos psicosociales entre los trabajadores y han reclamado su reconocimiento como enfermedad profesional.

El Observatorio Europeo de Riesgos (OER) asegura que el estrés es la principal causa de absentismo y baja laboral. Segun un informe de 2011 de este organismo, el 14,1% de los trabajadores aseguraba que el estrés y la ansiedad están agravados o producidos por el trabajo.

 

Deja un comentario