El Foro Social de Madrid exige a Condoleezza Rice la retirada de fuerzas extranjeras de Irak y el fin de las amenazas a Irán y Siria

Madrid, 31 de mayo de 2007. (Comunicado del Foro Social de Madrid).

Ante la próxima llegada a España de Condoleezza Rice, secretaria de Estado de Estados Unidos, el Foro Social de Madrid (FSM) quiere manifestar lo siguiente:

En los años 2002 y 2003 la población española se movilizó masivamente en nombre de la paz y contra la guerra injusta e ilegal de Irak en la que nos había embarcado el denominado Trío de las Azores. Como resultado de esas enormes manifestaciones y del cambio de Gobierno que propiciaron, las tropas españolas salieron de Irak.

El pasado 17 de marzo, nuevamente, decenas de miles ciudadanos madrileños volvimos a salir a la calle en la más grande manifestación contra la guerra de las que ese día se celebraron en el mundo. Ratificábamos así el inequívoco compromiso de la ciudadanía de la capital de España con la paz, con el respeto a los derechos humanos, con la legalidad internacional y con las vías pacíficas y políticas como únicos caminos para la resolución real y positiva de los conflictos.

Creemos en la multilateralidad, en el protagonismo y soberanía de los pueblos como base para la construcción de su presente y la definición de su futuro. Rechazamos, por tanto, las ocupaciones militares, la unilateralidad política, las agresiones militares y las amenazas que, hoy por hoy, siguen rigiendo la política de la Administración republicana liderada por George W. Bush en todo Oriente Medio.

Hoy, ante la visita de Condoleezza Rice, tal y como sucedió hace cuatro años y el pasado 17 de marzo de 2007 en las calles de Madrid, seguimos exigiendo la retirada de las fuerzas extranjeras de Irak y el fin de las amenazas contra Irán o Siria. Reclamamos justicia para el crimen de guerra que representa el asesinato del cámara español José Couso. Demandamos una conferencia de paz para la región que, sobre la base del derecho internacional y los derechos humanos, permita comenzar a reparar el horror de la ocupación ilegal de Irak.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*