El Comité de Empresa de Público llama a participar en la huelga general

Madrid, 23 de septiembre de 2010

El Comité de Empresa (SPM) del periódico Público ha hecho un llamamiento a los trabajadores de la plantilla para que secunden la huelga general del 29-S durante una asamblea realizada esta tarde. Dos miembros del comité han explicado detalles organizativos del paro y los retrocesos que supone la reforma laboral sobre las condiciones en las que fue contratada la plantilla, Manu Mediavilla (responsable de acción sindical del SPM) ha analizado aspectos significativos de la ley y Antonio Peiró (responsable de comunicación del SPM) se ha referido a los efectos que están teniendo las políticas de ajuste sobre la mayoría de la población.

Para Manu Mediavilla no puede quedar sin respuesta una contrarreforma como la que ha sacado adelante el Gobierno que persigue favorecer a los empresarios a costa de los derechos adquiridos de los trabajadores para que, simple y llanamente, puedan despedir con más facilidad y les cueste menos poner a los trabajadores en la calle. “Así no se crea empleo, así se contribuye a destruir puestos de trabajo”.

Especialmente grave le parece a Manu Mediavilla que con la nueva ley baste la previsión de menores ingresos por parte de las empresas para que la autoridad laboral autorice despidos y que los empresarios puedan modificar las condiciones laborales de las plantillas, como jornada, horarios y turnos, sin necesidad de llegar a un acuerdo con los comités o delegados sindicales. “La participación masiva en la huelga general mandará un mensaje contundente de disconformidad con esta ley al Gobierno y a la patronal que no podrán obviar en el futuro político del país y en las negociaciones colectivas que nos aguardan”.

Antonio Peiró ha señaladola amplitud de los colectivos afectados por las políticas de ajuste, “prácticamente todos, desde funcionarios a pensionistas, pasando por trabajadores en activo, parados, jóvenes y licenciados que, especialmente en la profesión periodística, son explotados como becarios o contratados en prácticas y que, en el futuro, verán encadenar contratos temporales”. “Por eso -ha dicho Antonio Peiró- lo raro, lo que habría que explicar por sorprendente, es que no hubiese convocada una huelga general en la que tantos millones de ciudadanos podamos plantar cara en los centros de trabajo y públicamente en la manifestación del 29 de septiembre”.

Deja un comentario