Eduardo Márquez, presidente de los periodistas colombianos, recibe el II Premio Internacional de Periodismo Julio Anguita Parrado

Madrid, 7 de abril de 2008 (gabinete de prensa del SPA, fotos Juan Manuel Vacas)

El presidente de la Federación Colombiana de Periodistas y director del Centro Internacional de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas, Eduardo Márquez González, ha recibido este lunes, 7 de abril, el II Premio Internacional de Periodismo Julio Anguita Parrado en un acto en el Salón de Mosaicos del Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba. Márquez González recibe el galardón que anualmente convoca el Sindicato de Periodistas de Andalucía en memoria del periodista cordobés fallecido en la Guerra de Irak el 7 de abril de 2003, con la colaboración del Ayuntamiento y la Universidad de Córdoba, “por su defensa de la labor periodística en uno de los países en los que resulta más difícil y peligroso el quehacer informativo”, según el acta del jurado reunido el 12 de marzo en Córdoba. Además, el galardón ha hecho extensivo su reconocimiento a todos los profesionales que desde Colombia asumen el compromiso con la verdad y, en palabras de Márquez, “sobreviven narrando la guerra desde la perspectiva de las víctimas”.

El II Premio Internacional de Periodismo Julio Anguita Parrado, dotado con 3.000 euros y una figura conmemorativa, ha contado este año como jurado con los periodistas Soledad Gallego Díaz (adjunta a la dirección de El País), Almudena Ariza (redactora de TVE) y Pedro Lázaro (Canal sur TV), los profesores de la Universidad de Córdoba, Antonio Manuel Rodríguez Ramos, y de la Universidad de Sevilla, Juan Luis Manfredi, Antonia Parrado, como representante de la familia Anguita Parrado, y la secretaria general del SPA, Lola Fernández.

Una vida por el periodismo

Eduardo Márquez González, nacido en Madrid de padres colombianos en 1956, ha dedicado buena parte de su carrera profesional a cubrir informativamente el conflicto armado y los procesos de paz en Colombia, antes de dedicar su experiencia para la reivindicación del periodismo independiente y con condiciones laborales dignas.
La lucha de Márquez se da en Colombia, el tercer país más peligroso del mundo para el ejercicio del periodismo, donde los diferentes actores armados del conflicto y los altos índices de corrupción en las instituciones gubernamentales impiden a los periodistas el libre desempeño de su oficio. Además, esta situación afecta la veracidad e imparcialidad de la información que recibe la sociedad colombiana.

Para lograrlo, Eduardo Márquez, junto a un grupo de periodistas colombianos y el apoyo de la Federación Internacional de Periodistas, fundó el Centro de Solidaridad (Ceso-FIP), que abrió sus puertas en el 2000, tras una misión de la FIP que constató las apremiantes condiciones sociales y laborales en que trabajan los periodistas en Colombia. El Centro brinda respaldo humanitario a periodistas y trabajadores de medios y sus familias. También ha contribuido a la unidad gremial, impulsando la constitución de la Federación Colombiana de Periodistas, bajo el lema “Unidad nacional para un periodismo libre, responsable y seguro”, que representa a más de 1.000 profesionales del país.

Bajo la dirección de Eduardo Márquez, Ceso-FIP apoya el ejercicio profesional de los periodistas colombianos y ha contribuido a la unidad gremial, para permitir la dignificación del oficio con el siguiente criterio, lema del congreso constitutivo de la Federación Colombiana de Periodistas, FECOLPER: “Unidad nacional para un periodismo libre, responsable y seguro”.

El año pasado, el Premio Internacional de Periodismo Julio Anguita Parrado fue otorgado a la periodista iraquí Eman Ahmad Khamas, fundadora del Observatorio contra la Invasión de Irak, que desde 2006 vive exiliada en Barcelona.

Más datos en la web del Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA) que puedes encontrar en esta misma página o en www.spandalucia.com

Deja un comentario