Directivos para el desorden

Madrid, 7 de octubre de 2003 (Comunicado de la Sección Sindical SPM-RNE).

Quién lo iba a decir, la derecha que presume de ley y orden, abiertamente enfrentada al Congreso de los Diputados, a la Audiencia Nacional, al Estatuto de RTVE, a los Principios Básicos de Programación, a cualquier norma básica del periodismo y hasta a sus propias decisiones. Así es la gestión del PP en RTVE.

EL CASO TRÉBEDE: Definitivamente, la burla a la Comisión de Control Parlamentario se ha consumado y no se ha tenido en cuenta la Proposición No de Ley que instaba a la reposición del programa de música folk Trébede en su horario habitual antes de su eliminación en el mes de marzo. La nueva programación de Radio 3 no lo incluye. La Comisión de Apoyo (músicos, ecologistas, periodistas –también el SPM-, oyentes, creadores, profesores de música tradicional, artesanos y aficionados) que se creó a raíz de semejante acto de censura, acaba de denunciar en un comunicado “la desobediencia parlamentaria” de las direcciones de RTVE, RNE y Radio 3 y la extrañeza que provoca el hecho de que teniendo a un especialista en música tradicional en plantilla (Iñaki Peña) se contrate a una persona para hacer un programa de música folk. Resulta igualmente extraño que el motivo oficial para la desaparición de Trébede fuese su disminución de audiencia, cuando los propios directivos no cesan de repetir que el número de oyentes no es determinante en la programación de RNE, eso sí, después de abandonar el EGM y de que la última medición ofreciese un serio varapalo a la capacidad competitiva de su gestión. Por el contrario, en TVE, la mayoría de las críticas a la manipulación y a otras graves carencias son contestadas por el director general con datos de audiencia. El cinismo ya no tiene límites.

EL CASO DE LA AUDIENCIA NACIONAL: Es público y notorio que la Dirección General y la de TVE están jugando al ratón y al gato con la sentencia de la Audiencia Nacional que condena su actuación en el día de la huelga general del 20-J. Menos conocido es el papel de RNE al respecto. Esta noticia, de importancia por su contenido y por su novedad, tampoco ha sido ofrecida por esta emisora a sus oyentes. Ni la sentencia, ni los recursos, ni la decisión judicial del pasado 30 de septiembre. Los directivos de RNE siguen al pie de la letra las órdenes de desinformación que emanan del llamado ‘edificio inteligente’ de Prado del Rey y se dejan arrastrar por su desprestigio sin límites

EL CASO DE LAS PLAZAS DE OPOSICIÓN: Tampoco lo llevan mejor para respetar sus propias decisiones en la convocatoria de oposiciones para cubrir puestos ‘imprescindibles’. Ha ocurrido con la plaza obtenida por Julio Somoano en Radio Exterior de España y acaba de ocurrir con otra de Las Palmas. Ya lo intentaron en el mes de junio con el traslado de hecho, durante dos días, de Luis Javier Alcalá al Área de Información Local de los Servicios Informativos centrales en Prado del Rey. La ilegalidad era tan manifiesta que, sin firmar oficialmente el traslado, según afirmación del Sr. Sentís al Comité de Empresa, se impuso el retorno a Canarias. Ahora, han vaciado definitivamente la plaza con el nombramiento de la persona que la ocupaba para la emisora en Elche. Se les notan tanto las maniobras que han decidido que no les importa nada. Sin complejos, como dice el máximo dirigente de esta derecha. A la carrera, aunque sea apartando a trompicones al Parlamento, a la Audiencia Nacional, al Estatuto de RTVE y al mismo sentido de la ética profesional y hasta administrativa.

Deja un comentario