Desconvocada la huelga del día 22 de diciembre en RTVE

Madrid, 18 de diciembre de 2008 (foto Antonio Peiró)

El documento firmado por la dirección del grupo RTVE y los sindicatos convocantes de la huelga asegura literalmente:

“1. La representación de la dirección se compromete a suspender la adjudicación de los concursos convocados para la contratación del suministro de información gráfica para los centros territoriales de TVE, por un periodo no superior al 20 de enero.

2. La representación de los trabajadores se compromete a desconvocar la huelga planteada para el 22 de diciembre del año en curso.

3. Durante el plazo indicado en el apartado anterior las partes se comprometen a:

-Negociar perfilando y ajustando el documento que se adjunta a la presente acta
-Negociar de buena fe el incremento salarial para el 2008”

En el documento adjunto se especifican, en tres puntos, las instrucciones del Presidente de la Corporación en relación con el uso por parte de los centros territoriales de TVE de información gráfica suministrada por empresas externas. Esta posibilidad queda reservada para los momentos en los que los centros no puedan cubrir los eventos necesarios con los recursos propios disponibles. El seguimiento de la contratación externa se realizará trimestralmente con un informe a la Dirección de Informativos que especificará el número de noticias y las razones para utilizar recursos ajenos. El documento adjunto está refrendado también con las firmas de los representantes de los sindicatos convocantes de la huelga.

Los propios sindicatos con representación reconocen que la convocatoria se hizo con prisas.

El motivo para la huelga alegado por el Comité General Intercentros era la convocatoria de un concurso público para productoras que pudieran proveer de imágenes a las delegaciones territoriales de RTVE. Según los sindicatos (CCOO, UGT, USO, APLI y Alternativa), esta era la “gota que colmaba el vaso” ya que suponía que RTVE renunciaba a la producción propia de Informativos, a la que está obligada por ley. Finalmente, ambas partes han acordado suspender dicho concurso público hasta el 20 de enero y negociar las condiciones del mismo, lo que ha hecho posible esta paz momentánea.

En las asambleas convocadas el miércoles 17 y el jueves 18, con escasa afluencia de trabajadores, los representantes sindicales reconocieron que la huelga se había convocado con prisas y “de arriba a abajo”, cuando lo lógico para decidir una huelga, la máxima movilización posible, es debatirlo antes en asamblea o someterlo a referéndum. Los delegados alegaron que la convocatoria del concurso se había hecho el día 5 de diciembre y que los plazos apremiaban.

En cualquier caso, los sindicatos afirman que seguirán con las movilizaciones por esta y otras razones (subida salarial 2008, negociación del convenio colectivo…) y auguran un 2009 caliente en la pública.MIGUEL CHARTE – SPM.

Deja un comentario