“¿Cuándo dejarán a las televisiones públicas en manos de sus profesionales?”

El secretario general de la FeSP critica el acuerdo de los partidos catalanes para repartirse los cargos en TV3 y Cataluña Ràdio, así como el daño que los políticos hacen a la democracia al controlar los medios públicos

7 de diciembre de 2018

El secretario general de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), Agustín Yanel, ha criticado el acuerdo que han alcanzado los cuatro principales partidos políticos de Cataluña para repartirse los puestos del Consejo de Gobierno de la Corporación Catalana de Medios de Comunicación (CCMA) y los más altos cargos directivos de Televisiò de Catalunya (TV3) y Catalunya Ràdio. “Así demuestran su absoluta falta de respeto a la independencia y el pluralismo que debe existir en los medios de comunicación públicos”, ha escrito.

En un artículo publicado en el digital Encastillalamancha.es, titulado ¿Cuándo dejarán a las televisiones públicas en manos de sus profesionales? [http://www.encastillalamancha.es/opinion/cuando-dejaran-a-las-televisiones-publicas-en-manos-de-sus-profesionales/], Yanel afirma que los dos partidos que gobiernan en Cataluña -Junts per Catalunya y ERC- y los dos más importantes de la oposición -Ciudadanos y PSC- no se ponen de acuerdo en el Parlament autonómico para aprobar leyes que beneficien a la ciudadanía, pero sí han alcanzado este pacto, para lo cual “se han saltado a la torera las normas legales” que regulan esos nombramientos y “se ha repartido los cargos como si fueran un botín de guerra”.

“En este cambalache partidista, lo que menos se ha tenido en cuenta son los méritos profesionales y lo que ha contado es la afinidad de la persona con el partido que la propone”, afirma el responsable de la FeSP. “Este pacto, bochornoso para cualquier demócrata que respete el derecho a la información, es una buena prueba de que los partidos siempre quieren controlar los medios de comunicación públicos”, añade.

Yanel denuncia la manipulación política y el control que han ejercido los gobiernos correspondientes tanto en RTVE como en Telemadrid, la radio y televisión pública de Galicia y las de otras comunidades autónomas, que han llevado a sus respectivas plantillas a denunciar esas injerencias y protagonizar distintas protestas.

En el artículo afirma que, ante esos casos de control político, “lo fácil y lo demagógico es reclamar el cierre de las televisiones públicas autonómicas”. Eso es lo que ha hecho Santiago Abascal, presidente del partido de ultraderecha Vox, quien ha pedido el cierre de Canal Sur y las televisiones de las autonomías porque, en su opinión, “son televisiones de partido al servicio de los políticos”.

“Cuando algo es necesario pero no funciona bien, la solución no es cerrarlo sino resolver los problemas para que funcione como corresponde. Las televisiones públicas de las autonomías son necesarias, porque la ciudadanía tiene derecho a recibir una información de proximidad plural que no le pueden ofrecer ni TVE ni las cadenas estatales privadas. Lo que hay que hacer con ellas, como vienen reclamando la gran mayoría de los trabajadores de esas televisiones, la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) y otras organizaciones, es gestionarlas bien, dejar la información exclusivamente en manos de sus profesionales y financiarlas correctamente para que puedan desempeñar el servicio público que tienen encomendado”, continúa Yanel.

“¿Cuándo dejarán en paz a las radios y televisiones públicas?”, se pregunta. “Mientras los políticos sigan controlando los medios de comunicación públicos, para manipularlos en su favor, estarán haciendo un grave daño a la democracia y al derecho a la información de la ciudadanía”.

Deja un comentario