Convocada huelga indefinida en “Interviú” y “Tiempo”

  • El Grupo Zeta no cumplirá el acuerdo firmado de recuperar en abril los sueldos de 2011 y pretende aumentar al 40% la reducción salarial que aplica desde 2012

Madrid, 15 de marzo de 2017. 

Los trabajadores y trabajadoras de las revistas ‘Interviú y ‘Tiempo’ (Grupo Zeta) han acordado en asamblea, por unanimidad, iniciar una huelga indefinida a partir del próximo martes 21 de marzo, en protesta por el anuncio de la empresa de reducir en un 40% los salarios y negociarlo en solo 15 días.

Desde el 1 de enero de 2012, la plantilla soporta una reducción salarial del 6%, más otro 10% de reducción por la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Esas medidas de ahorro concluyen el 31 de marzo de este año y, según el acuerdo firmado por la empresa y los representantes de los trabajadores, a partir de esa fecha deben cobrar los salarios que percibían en diciembre de 2011, antes de esos descuentos.

La dirección del Grupo Zeta ha comunicado a los representantes de los trabajadores que no puede cumplir ese acuerdo, debido a la difícil situación económica de la compañía, y les ha propuesto no solo prorrogar de nuevo esa reducción salarial –ya pactaron una prórroga en 2014–, sino incrementarla aún más. En el caso de Ediciones Zeta –la empresa que edita Interviú y Tiempo–, la compañía pretende incrementar la reducción salarial del 16% actual al 40%.

En una reunión celebrada ayer, 14 de marzo, los delegados de personal pidieron a la empresa que retire su propuesta de aplicar el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores –que permite modificar sustancialmente el salario y otras condiciones de trabajo en un plazo de solo 15 días–, para negociar una decisión tan grave sin esa presión. El director de Recursos Humanos y Personas del grupo, Carlos Jiménez Pérez, les comunicó que no aceptan retirar su propuesta.

Tras esa reunión, la práctica totalidad de la plantilla acudió a una asamblea en la que sus representantes explicaron la respuesta negativa de la empresa. Ante esa actitud de la compañía, la plantilla acordó llevar a cabo una huelga a partir del 21 de marzo (28 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención) y que tenga carácter indefinido (27 votos a favor, ninguno en contra y una abstención).

El Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM) y la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), que participan en las negociaciones como asesores de los representantes de los trabajadores –tanto en las empresas de Madrid como en Barcelona–, se solidarizan con los trabajadores ante una propuesta tan provocadora, irresponsable y poco seria como reducir en un 40% los sueldos después de seis años de recorte salarial sin que los responsables del Grupo Zeta hayan sido capaces de buscar otras alternativas a la crisis por la que atraviesan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*