Condenan al alcalde de Toques por romper la cámara de un fotógrafo durante la expulsión `agresiva´ de un grupo de periodistas de un pleno

Arzúa, 20 de septiembre de 2006.

El alcalde de Toques, Jesús Ares, deberá indemnizar a un reportero con más de 380 euros por romperle la cámara durante el polémico pleno celebrado el 27 de enero de 2004. Ademas, la Justicia multa con 120 euros al mandatario y a cuatro vecinos por una falta de maltrato de obra durante la expulsión agresiva de los informadores del salón municipal. Un quinto vecino fué condenado por una falta de lesións contra una fotoperiodista.
El Sindicato de Xornalistas de Galicia (SXG), que representa a 13 de los 22 trabajadores que denunciaron los feitos, valora positivamente la sentencia del Juzgado de Arzúa, que además está valorando pedir un aumento de las condenas. El juez considera probado que Jesús Ares empujó varias veces a un reportero causándole la rotura de su cámara. Ademas, el vecino M. B. lanzo a una informadora contra un pasamanos, provocándole lesiones que la mantiveron cuatro días de baja, por lo que deberá indemnizarla con 180 euros.
Los hechos sucedieron cuando un numeroso grupo de periodistas acudió a Toques para informar de la posible dimisión del alcalde, quien fuera condenado por abuso sexual a una menor. En la sentencia publicada ahora, la Justicia considera probado que Jesús Ares comezo a empujar a los informadores nada más entrar en el salón municipal, actitud que foé imitada por un grupo de vecinos hasta que lograron de forma agresiva su expulsión. El juez condena al regidor municipal y a C. P., A.V., P. F. e J. P. como responsables en concepto de autores cada uno de ellos de una falta de maltrato de obra. Otro vecino, R. C., fué absuelto de todos los cargos.

El SXG pide a las administraciones que protejana los informadores en situaciones potencialmente peligrosas.

El Sindicato de Xornalistas de Galicia alaba la valentía de los 23 periodistas que denunciaron los hechos y que, en el caso de los periodistas gráficos, aportaron fotos y vídeos como prueba; imagenes que fueron emitidas en todas las televisiones y que el juez considero una prueba especialmente esclarecedora. El SXG entiende que la unión entre todos los profesionales de la información es necesaria para hacer valer sus derechos, entre los que figura el derecho a informar libremente del trabajo de las administraciones.
Además, el SXG quiere recordar a los poderes públicos su obligación de proteger este derecho constitucional a informar. Por eso, pide que las administraciones tomen más medidas de seguridad para proteger a los informadores que acuden a cubrir eventos que, como aquel pleno extraordinario, son potencialmente conflictivos. Incidentes como los de Toques o las agresiones a periodistas gráficos durante la huelga del sector del metal en Vigo son ejemplos de situaciones en las que la labor de los informadores debe estar especialmente protegida por las autoridades.

EJECUTIVA DEL SXG

Deja un comentario