Condenan a “ABC” por emplear a jefes y directivos para editar el diario en una huelga general

Madrid, 10 de abril de 2011 (texto y foto SPM)

El Tribunal Constitucional ha condenado a la empresa Diario ABC, porque vulneró el derecho constitucional de huelga al utilizar a jefes de sección y otros directivos de distintas áreas para editar una tirada reducida del periódico el 20 de junio de 2000, día en que estaba convocada una huelga general legal.

Aunque esta sentencia sólo afecta en la práctica a los 39 trabajadores de ABC que denunciaron lo ocurrido, y que recibirán 300 euros cada uno por daños morales, demuestra que también vulneraron ese derecho fundamental otras empresas que utilizaron a directivos -incluso a algunos de otras empresas del mismo grupo- para poner en la calle algunos ejemplares de sus periódicos, lo que permitió que en las televisiones fueran mostrados algunas cabeceras y se dijera que el seguimiento del paro había sido muy reducido.

El Juzgado de lo Social nº 33 de Madrid estimó parcialmente la demanda de los trabajadores, en octubre de 2010, y condenó a Diario ABC. La empresa recurrió y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid le dio la razón y anuló la sentencia.

Ahora, el Constitucional ha estimado el recurso del abogado de los trabajadores, Luis Suárez Machota, y ha dictado una sentencia contundente. En ella afirma que no sólo se vulnera el derecho de huelga si se contrata ese día a trabajadores ajenos a la empresa, sino también si se utiliza para realizar el trabajo de los huelguistas a empleados de la misma empresa pero de categorías superiores y que tienen encomendadas otras funciones, como en este caso. Esta práctica es conocida como «esquirojale interno».

«Ni el empresario pude imponer a los trabajadores no huelguistas la realización de las tareas que corresponden a los que secundaron la convocatoria, ni los trabajadores que libremente decidieron no secundarla pueden sustituir el trabajo de sus compañeros», indican los magistrados.

Explican que si se permitiera ese comportamiento a los empresarios, «quedaría anulada o aminorada la presión ejercida legítimamente por los huelguistas a través de la paralización del trabajo».

Deja un comentario