Concluido definitivamente el ERE en Unidad Editorial

Madrid, 24 de noviembre de 2009 (foto A. Peiró)

Los despidos en el Grupo Unidad Editorial, como consecuencia del expediente de regulación de empleo negociado por los representantes de los trabajadores, han sido 164 definitivamente (el 7,5% de los casi 2.200 trabajadores que integraban la plantilla). De ellos, 114 han sido bajas voluntarias -indemnizadas con 42 días por cada año trabajado, sin límite de mensualidades, más 10.000 euros lineales- y 50 (el 2,4%) han sido despidos forzosos.

Los representantes de los trabajadores en la Comisión de Seguimiento del ERE -integrada por el Sindicato de Periodistas de Madrid-Federación de Sindicatos de Periodistas (SPM-FeSP), CCOO y un miembro de UGT- han logrado resolver en beneficio de la plantilla los últimos problemas que planteó la empresa y han acordado comunicar a la Dirección General de Empleo que no se llegará a los 180 despidos que habían sido autorizados.

Los representantes del SPM-FeSP que han negociado este ERE siempre han intentado que el número de despidos fuera el menor posible, que fueran con carácter voluntario y en las mejores condiciones económicas. Esos objetivos se han conseguido, ya que gran parte de las bajas han sido voluntarias y con unas condiciones superiores, en general, a las que ha habido en otros medios de comunicación. No obstante, el SPM-FeSP quiere destacar que este no es un buen resultado, sino el menos malo de los posibles, puesto que 164 personas de este grupo empresarial han perdido su puesto de trabajo.

COMUNICADO DE LA PARTE SOCIAL DE LA COMISIÓN DE SEGUIMIENTO DEL ERE

La Comisión de Seguimiento del Expediente de Regulación de Empleo -integrada por representantes de los trabajadores y de la empresa- ha llegado a un acuerdo, que pone fin a la extinción de contratos en el Grupo Unidad Editorial y resuelve otros problemas que la compañía ha planteado en las reuniones mantenidas tras el verano.

1º.–Extinción de contratos

El tope máximo que autorizó la Dirección General de Empleo -y que la plantilla aceptó mayoritariamente en votación secreta- fue de 180 despidos, y finalmente han sido 164, de un total de 2.171 trabajadores (7,5%). De ellos, 114 han sido bajas voluntarias y 50 han sido despidos forzosos (2,4% del total de la plantilla).

2º.–Vales de comida

Después de muchas discusiones, la compañía ha aceptado nuestras peticiones. El reparto de vales queda así:

a) Jornada continuada.

Recibirá vales todo quien trabaje en departamentos de continuidad o a turnos. El resto del personal los recibirá si su jornada se prolonga más allá de las 15.15 horas o de las 22.15 horas, salvo acuerdo del trabajador con la empresa.

b) Jornada reducida.

Recibirá vales:

– quien tenga jornada reducida y partida, con independencia de la hora de salida, si la interrupción para comer no supera las dos horas.
– quien tenga jornada reducida por la ley 3/2007 (para el cuidado de hijos o de una persona mayor), con independencia de la hora de salida.
– quien tenga jornada reducida por otras razones, siempre que su trabajo se prolongue más allá de las 15.15 horas o de las 22.15 horas, salvo acuerdo del trabajador con la empresa.

Todas las personas que no han recibido vales en octubre y noviembre, por decisión unilateral de la empresa, los percibirán ahora con carácter retroactivo desde el día 1 de octubre de 2009.

Los vales de comida se entregarán únicamente por cada día trabajado. Por los días de vacaciones, bajas laborales, permisos y otros motivos similares no se recibirá el vale correspondiente a ese día o deberá ser devuelto.

Quien presente una factura por gastos de comida y la cobre, no recibirá el vale correspondiente a ese día o deberá devolverlo.

3º.–Jornada continuada

Se aplicará -ya se está haciendo- los días y en los departamentos de los que ya os informamos, a los que se ha añadido el de Coordinación de Prensa y Revistas, con guardias.

4º.– Denuncia en la Inspección

Este acuerdo con la empresa no afecta a la denuncia que presentamos a finales de octubre ante la Inspección de Trabajo, que sigue adelante. El inspector debe decidir sobre el despido del corresponsal en Berlín y su sustitución inmediata por una colaboradora, las contrataciones que ha habido después del ERE mediante empresas de trabajo temporal (ETT) y un contrato en Marca tras haber despedido a 22 personas.

Deja un comentario