Concentraciones de protesta en ‘El Mundo’

La empresa pretende que cada trabajador diga si ha secundado el paro de una hora y el comité afirma que eso es actuar “con mala fe”

La plantilla del diario El Mundo de Madrid y de las delegaciones regionales, así como trabajadores de otras empresas del Grupo Unidad Editorial, han parado hoy miércoles de 13.00 a 14.00 horas en protesta por los recientes despidos de 12 personas. En Sevilla, una de las redacciones más afectadas, el paro es de 24 horas y lo ha secundado toda la plantilla. La sede central del periódico en Madrid se quedó vacía. Los trabajadores permanecieron durante esa hora concentrados en la entrada principal al edificio, junto a comités, delegados de personal y trabajadores de otras empresas del Grupo Unidad Editorial que también estaban convocados a secundar el paro.

La sede central de El Mundo en Madrid, vacía en apoyo de los compañeros despedidos. Copy: AY.

La sede central de El Mundo en Madrid, vacía en apoyo de los compañeros despedidos. Copy: AY.

En solidaridad con los trabajadores acudieron a la concentración Agustín Yanel, secretario general de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) -a la que pertenecen el comité de empresa de “El Mundo” de Madrid y los delegados de personal de las ediciones regionales-; Cristina Bermejo, secretaria general del sector de Medios de Comunicación, Artes, Cultura, Deportes y Ocio de CCOO, y un grupo de trabajadores de la plataforma Salvemos Telemadrid.

La protesta es contra los recientes despidos de tres personas de la delegación de Sevilla, seis en Valencia y Alicante y dos en Madrid, además del traslado forzoso de dos redactores de la delegación andaluza a la redacción madrileña.

Pocas horas después de la protesta, la dirección de Recursos Humanos comunicó por correo electrónico a toda la plantilla del Grupo Unidad Editorial que quien haya secundado el paro “debe comunicarlo” a la empresa, lo que provocó la indignación de muchos trabajadores y numerosos mensajes de respuesta airados.

Ante esa sorprendente petición, los comités y delegados de todas las empresas del grupo comunicaron a toda la plantilla que “ningún trabajador está obligado a informar a la empresa sobre si participa en una huelga o paro”. “Es la empresa quien, si lo estima oportuno, establece los controles necesarios sobre la asistencia a nuestros puestos de trabajo en cada momento, no los trabajadores”, han indicado en una nota.

“Los representantes legales de los trabajadores consideramos que la empresa está actuando con mala fe. Se equivocan si con esta manera de actuar suponen que van a intimidar a alguno de los trabajadores de Unidad Editorial. Todo lo contrario”, concluye la nota.

Deja un comentario