Cientos de trabajadores del Grupo PRISA se manifiestan por el centro de Madrid

Madrid, 19 de marzo de 2011 (texto y fotos Antonio Peiró)

Casi un millar de trabajadores del Grupo PRISA se han manifestado por el centro de Madrid contra los 2.500 despidos anunciados por la dirección del grupo, calificados como “injustificados e injustos” por los representantes sindicales.

La manifestación (“primera y no última, que no les quepa la menor duda” en palabras del presentador del acto final) se ha iniciado a las 11 de la mañana en Cibeles y ha recorrido la Calle de Alcalá, Puerta del Sol y Calle de la Montera para terminar en la Red de San Luis, donde ha sido leído el manifiesto que considera la deuda de PRISA fruto de la “ludopatía bursátil” de los dirigentes empresariales que pretenden hacer pagar a los trabajadores. Este es el comunicado íntegro.

“Convocamos este acto en defensa de 2.500 puestos de trabajo que la dirección del Grupo PRISA pretende destruir de manera injustificada e injusta. No hay razones para externalizar tareas y despedir a trabajadoras y trabajadores de un Grupo cuyas empresas, a pesar de la dureza de la crisis, son capaces de generar cuantiosos beneficios. El único argumento para este ERE, que trataremos de impedir por todos los medios, es la deuda de PRISA, generada por la voracidad financiera, por la `ludopatía bursátil´ de unos dirigentes empresariales que pretenden ahora que los trabajadores paguemos sus errores.

Unos errores que a ellos les salen gratis ya que mientras nosotros vemos amenazados nuestros puestos de trabajo, el consejo de administración de PRISA sigue cobrando sueldos millonarios sin ningún rubor. Y con la misma desvergüenza declaran ahora al grupo en pérdidas, cuando hace unos meses alardeaban de haber conseguido más de 90 millones de beneficio.

La situación a la que nos enfrentamos los trabajadores de PRISA es compartida por miles, millones de personas en este país, donde los señores que manejan los mercados pretenden que tener un puesto de trabajo no sea ya un derecho constitucional, sino un privilegio que sólo ellos pueden otorgar. Quieren patente de corso para explotar a los jóvenes y expulsar a los mayores del mercado laboral cuando más tienen que aportar, cuando paradójicamente esos mismos especuladores imponen una jubilación cada vez más tardía.

Para hacer frente a esta andanada de los mercados y para la propia supervivencia de la democracia, la sociedad, cualquier sociedad, necesita unos medios de comunicación plurales. El desguace que los ejecutivos del Grupo PRISA han puesto en marcha supone un torpedo en la línea de flotación de la libertad de información en este país. La precarización del empleo en los medios implica una pérdida de calidad de la información y de rebote una merma también en la calidad de la democracia.

Nuestra respuesta a esas pretensiones de romper el camino hacia el estado de bienestar para sustituirlo por un feudalismo financiero en un rotundo NO. Un NO cargado de razones.

Porque prescindir de 2.500 personas no soluciona nada ni garantiza el futuro del Grupo.
Porque somos los trabajadores quienes hemos llevado a PRISA a posiciones de liderazgo.
Porque este país no se puede permitir perder más pluralidad en los medios de comunicación.
Porque no vale todo para conseguir más beneficios.
Porque una empresa que pretende difundir valores debe predicar con el ejemplo.
Porque los trabajadores nunca hemos sido el problema sino la solución.
Porque los principios sobre los que se fundó este Grupo no pueden caer en el olvido.

Por todo esto los trabajadores del Grupo PRISA expresamos nuestra intención de desarrollar una acción sindical y negociadora coordinada, así como a movilizar todos nuestros recursos para evitar esta tropelía, sin descartar convocatorias de paros de forma simultánea, en todas las empresas del Grupo PRISA”.

Deja un comentario