Así destruyen RNE

Madrid, 23 de mayo de 2003. (Sección Sindical del SPM-RNE).

En la peor crisis internacional y nacional desde que gobierna el PP, a propósito de la guerra de Iraq, la emisora estatal que debería ser pública no ha ofrecido ni un solo espacio que le permitiera cumplir el mandato en vigor y legal de «propiciar el debate como fórmula de dirimir las discrepancias y los conflictos”y de ser “un medio reflexivo que estimule el diálogo”. Por el contrario, la dirección ha seguido manteniendo las tertulias, incluso en campaña electoral, como supuesto foro de controversia en el que ya se sabe el pluralismo, el análisis, los datos objetivos, el fundamento y los conocimientos que difunden.

Un ejemplo entre cientos, éste del tertuliano Carlos Dávila, quien en septiembre ya aseguró que:“Iraq tiene armamento nuclear, biológico y, más concretamente, armamento microbiológico”. Y el mismo día: “Bush es un gobernante demócrata, Sadam es un tirano, comparemos cantidades equivalentes, no comparemos a Dios con un gitano”.

Derivadas casi siempre hacia la refriega política interna, las tertulias apenas han abordado en profundidad la crisis internacional. Una oyente las definió magistralmente como“charlas propias de peluquería”.

No es la única alteración de la legalidad vigente. Cada día se conculcan de forma sistemática los Principios Básicos y el Estatuto en cuanto a rigor, participación ciudadana, objetividad, pluralismo político y social, imparcialidad, separación de información y opinión y derecho constitucional a “comunicar y recibir información veraz, sin censura previa”. Ni antes, durante o después de la huelga general de junio; ni antes, durante o después del naufragio del Prestige; ni antes, durante o después de los ataques a Iraq. Ni antes, durante o después de cualquier hecho de relevancia social y política que se aparte de los deseos del Gobierno, destrozando el trabajo de los profesionales que todavía quedan en RNE. Los que siguen son algunos botones de muestra recientes.

ES CENSURA:

* No informar del manifiesto de 422 científicos de 32 universidades españolas sobre la decisión gubernamental de alejar el ‘Prestige’.

* No dar cobertura adecuada a la repercusión de la ceremonia de entrega de los Premios Goya, volcada contra la guerra y a favor de “Nunca Mais”.

* No informar del manifiesto de 41 de los 72 rectores españoles contra el concepto de “ataque preventivo”.

* No informar del manifiesto de 140 escritores de renombre contra la guerra.

*No emitir las declaraciones en España del escritor y Premio Nobel, Gunter Grass, contra la guerra (por el contrario, sí es citado cuando se adhiere al manifiesto de intelectuales sobre el País Vasco, un manifiesto que es ampliamente recogido literalmente, así como la lista de firmantes).

* No ofrecer información sobre la carta del ex ministro Pimentel, publicada en la prensa, en la que argumenta sus razones para abandonar el PP.

* No informar de la convocatoria de una manifestación contra la guerra, que se prevé y resulta masiva, porque horas antes las autoridades la califican de ilegal.

*No dar la noticia de la presentación de una denuncia contra el presidente del Gobierno por la Plataforma Cultura Contra la Guerra y la Asociación Libre de Abogados y que suscriben más de 400 ciudadanos.

* Estar todo el día recordando la muerte de Terenci Moix y sus funerales y no informar de su negativa a que cargos de CiU y el PP asistiesen.

* No dar cobertura adecuada al acto de entrega del Premio Nacional de Diseño 2002, presidido por el Rey, con un discurso del premiado contra la guerra, aplausos (incluido el Monarca), carteles y voces de “No a la guerra”.

* No informar de los más recientes informes sobre Gescartera ni de la opinión del PSOE sobre indicios de complicidad de cargos del PP.

ES FALTA DE PLURALISMO POLÍTICO:

* La abundancia de entrevistas y opiniones del Gobierno y del PP y la escasez de voces de la oposición, creciente cuando se trata de la oposición nacionalista. ¿Dónde están las entrevistas a Rodríguez Zapatero, Llamazares, Ibarretxe y a tantos responsables políticos catalanes, vascos o gallegos? ¿Dónde las entrevistas a organizaciones y sectores sociales y sindicales significativos en la huelga, el desastre de la marea negra, las reivindicaciones estudiantiles o el antibelicismo?

* No emitir declaraciones del máximo dirigente del principal partido de la oposición a una emisora privada, en momentos de profundo debate sobre la guerra, y emitir todas las que hace el presidente del Gobierno a otros medios sobre la misma cuestión.

* Ofrecer constantemente las denuncias del PP contra el PSOE e IU en relación con los actos de vandalismo contra sus sedes y no dar el mismo tratamiento a las demandas contra Javier Arenas por parte de un diputado y un senador del PSOE ni a los argumentos de IU.

* Decir masiva y permanentemente en las tertulias que el PSOE se mueve por intereses políticos y partidistas frente a las acciones del Gobierno, siempre responsables y sin intereses electoralistas.

* Recoger en el boletín inmediatamente posterior a los “Desayunos de TVE” un testimonio muy seleccionado de Suárez Illana frontalmente contra el PSOE, incorporar a la media hora otro de Aznar que se repite cada 15 minutos y no buscar la reacción socialista.

ES UN DESEQUILIBRIO TOTAL:

* Hacer el programa “Buenos días” desde Baleares, entrevistar a su presidente (del PSOE) durante 11 minutos y a continuación, cerrando, entrevistar al candidato del PP durante casi 15 minutos. La norma es la contraria cuando el gobernante es alguien del PP.

* El Primero de Mayo, entrevistar a Cándido Méndez durante 7 minutos a las siete y media de la mañana y al ministro de Trabajo durante 11 minutos pasadas las nueve de la mañana, una franja de mucha mayor audiencia.

* Entrevistar en precampaña a Ana Botella (nº 3 del PP-Madrid) durante 31 minutos y medio y al día siguiente a Elena Arnedo (nº 3 del PSOE-Madrid) durante 18 minutos y medio. De la candidatura de IU ni se acordaron.

* Emitir las duras descalificaciones del ministro de Justicia hacia el fiscal jefe de Madrid a propósito de los juicios rápidos, que se sigan ocupando de ello en la tira cómica matinal, en la tertulia y, de nuevo, con una entrevista en directo al ministro y no emitir las razones del fiscal ni del sector crítico de la justicia. El colmo de los despropósitos llega cuando el propio ministro asegura que ya ha escuchado declaraciones del fiscal en las que rectifica y que los oyentes de RNE estén en blanco.

* Que la Junta Electoral Central tome una decisión por seis votos a cuatro sobre una demanda del PSOE e IU y que la tertulia del día se dedique unánimemente a criticar los argumentos de la izquierda sin tan siquiera hacerse eco de las opiniones en contra en la propia JEC.

* El comportamiento de escamoteo sistemático ante cualquier hecho crítico con el Gobierno (decretazo, ‘Prestige’, rechazo a la guerra) contrasta con la amplísima cobertura dada a las opiniones y movilizaciones contra la dictadura castrista y el no va más alcanzado con el viaje del Papa. Una visita de 30 horas casi retransmitida íntegramente en directo por TVE y RNE, con “calentamientos” previos como el del 2 de mayo, cuando de tres cuartos de hora (de 08:45 a 09:31) RNE dedicó 34 minutos a dar todo lujo de detalles y consejos. Primero una entrevista con el secretario de la Conferencia Episcopal de 13 minutos, y después una explicación, nada menos que de 21 minutos, del director de Emisoras Territoriales, presentado también como “presidente de la Unión Católica de Periodistas”. Aparte de pormenores sobre despliegue, horarios, recorrido, papamóvil, recepciones, actos, actuaciones musicales, biografías de los futuros santos, relación de milagros y hasta oficios religiosos previos, consejos sobre la hora a la que deberá levantarse una familia para coger buen sitio y tipo de transporte que deberá utilizar. Y entre col y col, lechuga. El directivo aprovecha para colocar que el Papa ha dicho, a propósito de la guerra de Iraq, “sí a la paz frente al grito tan manido de no a la guerra”. Y es que cualquier momento, ocasión e interlocutor son buenos en RNE para desacreditar las opiniones contrarias a las del Gobierno y del PP, aunque las sostengan millones de ciudadanos.

ES UNA BURLA:

* Incluir cada mañana al periódico ‘La Razón’ (con una tirada parecida a la de algunos diarios regionales) en los resúmenes de prensa y no hacerlo con ‘La Voz de Galicia’, ‘El Correo’, ‘La Nueva España’ o ‘El Heraldo de Aragón’, los dos primeros con el doble de lectores.

* Escuchar cómo se citan habitualmente entre ellos y a sus medios los abundantes columnistas de La Razón, ABC y El Mundo contratados para las tertulias, mientras sólo hay breves referencias (y no siempre) a otros o un silencio absoluto sobre algunos. Quizá en pago a falsas noticias gratas como la publicada por el diario de Anson el 30 de marzo, foto incluida, que adjudica a Manuel Ventero, director de los Servicios Informativos de RNE, la concesión del Premio Salvador de Madariaga en reconocimiento a su objetividad en la cobertura de la guerra de Iraq, apartado inexistente en estos premios.

* Que toda opinión del PSOE sea contestada por alguien del Gobierno o del PP y no al revés.

ES UNA VERGÜENZA:

* Pasarse días criticando la violencia de los manifestantes contra la guerra y no decir, al menos, que la propia policía cifra su número en 100.

* Que una encuesta del CIS diga que las preocupaciones de los españoles son, por este orden, el paro, la inseguridad ciudadana, la economía y el terrorismo y que los tertulianos endosen cada día a los oyentes una dosis mezclada de terrorismo-independentismo-PNV-País Vasco. Dosis que suelen incluir graves insultos como el lanzado por el tertuliano y columnista de La Razón Román Cendoya, contra el PNV al que se refiere como “partido centenario, de centenario Therry”, o al alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, al que califica como“pusilánime, débil y cobarde”.

* Que muchas declaraciones y actos del PP se difundan profusamente después de celebrados, incluso 24 horas después, y el multitudinario Concierto por la Paz en Madrid (con intervenciones y comunicado leído por el juez Garzón) desaparezca de las noticias poco después de realizarse.

ES UNA CENSURA, UNA BURLA Y UNA VUERGÜENZA:

* Tener durante horas las declaraciones de Julio Anguita sobre la muerte de su hijo en las que afirma“malditas sean las guerras y los canallas que las apoyan” y no emitirlas. Es un cinismo insoportable pasarse el día lamentando la pérdida del compañero-periodista y ocultar una frase de su padre que, además, ha resultado emblemática.

ES INCONCEBIBLE:

*Que estos hechos y otros parecidos ocurran permanentemente en la radio pública estatal y en todos sus ámbitos cuando vamos a cumplir 25 años de democracia y, sin embargo, están cada vez más lejos de la radiotelevisión pública. Que esto nos ocurra a ciudadanos de un país de la Unión Europea. Que no haya una negativa masiva de los trabajadores a colaborar. Que nadie con capacidad sea capaz de pararlo.

ÚLTIMA HORA

CENSURADO GASPAR LLAMAZARES EN CAMPAÑA ELECTORAL

La crónica para el ESPECIAL ELECCIONES 24 HORAS del martes 20 de mayo correspondiente al mitin de Gaspar Llamazares fue sustituida por otra enviada para las 14 HORAS porque, misteriosamente, desapareció del sistema informático. La crónica para el ESPECIAL ELECCIONES ESPAÑA A LAS 8 del miércoles 21 de mayo sobre el mismo acto electoral no se emite. El responsable del Área de Información Nacional explica por fin, a primera hora de la tarde del miércoles, tanto misterio. Las cosas están muy tensas y ha decidido bajo su responsabilidad suprimir las dos crónicas porque incluían este testimonio del coordinador general de Izquierda Unida: “Quiero dirigirme al Sr. Aznar: ¿Cómo llamaría usted a alguien que utiliza a los más débiles para obtener un voto, que llama a los peores instintos de la sociedad, al racismo y al odio, para obtener un voto? Yo lo llamaría miserable”. La supuesta responsabilidad del todavía hoy jefe del Área de Nacional para censurar esta información viene justificada, según sus propias palabras, en que ya le han dado varios avisos por la información de campaña y no quiere arriesgar el puesto.

Señores directores de RNE y de los Servicios Informativos, o desmienten a su jefe de Nacional o confirman su versión de los hechos. Ustedes mismos, pero las cosas no es que estén muy tensas; son repugnantes desde hace demasiado tiempo.

Deja un comentario