Agustín Yanel: “los periodistas no estamos pidiendo privilegios”

El secretario general del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM), Agustín Yanel, ha subrayado la importancia de una mayor implicación social y de una “exigencia ciudadana permanente” de medios de comunicación que informen con pluralidad. Esta demanda vendría, así, a apoyar las movilizaciones de los profesionales de dichos medios contra la continua precarización y la masiva destrucción de puestos de trabajo en el sector.

A este respecto, ha insistido en que “son los ciudadanos los que deben tener claro que ellos son los titulares del derecho a la información” y, por tanto, deben comprender que “los periodistas no estamos pidiendo privilegios” sino unas condiciones justas para garantizar un periodismo “independiente y plural”, libre de las actuales presiones políticas y económicas.

Yanel, durante una entrevista realizada el pasado 8 de junio para la Red Nosotras en el Mundo, ha destacado que durante los últimos cuatro años se han producido más de 4.000 despidos sólo en Madrid “y en España muchísimos más, sin contar publicaciones muy pequeñas y en capitales de provincias, que no transcienden”.

El dirigente sindical, que ha estado acompañado en la entrevista por la vocal de Igualdad del SPM, Teresa García, ha reconocido no haberse enfrentado nunca a una “situación tan lamentable” como ésta. “Y ya llevo muchos años trabajando”, ha apostillado.

Fruto de este contexto, que ha comparado con la crisis en el ámbito de la construcción, es la llegada de cada vez más peticiones al Sindicato de Periodistas de Madrid de asesoramiento legal y de negociación de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), muchas de ellas a cargo de personas no afiliadas a la organización.

“Estamos totalmente desbordados porque nosotros no tenemos gente liberada. Somos trabajadores del mundo de la comunicación que sacamos horas de donde podemos para ayudar al oficio”, ha explicado.

En opinión de Yanel, el problema más grave es que “las empresas de comunicación venden información como podían vender jabón o tornillos”, y eluden la responsabilidad social que se deriva del mencionado derecho ciudadano a la información.

“No es que pidamos a las empresas de comunicación que se dediquen a poner dinero para perderlo, porque no son ‘ONGs’”, pero la mayoría de las que están presentando ERE y despidiendo a su gente lo están haciendo “a sabiendas de que ello repercutirá negativamente en la calidad del producto”, ha asegurado.

“Es verdad que cada vez que se cierra un medio de comunicación es como si se le diera un bocado a la Democracia porque se pierde pluralismo y se pierde parte de ese derecho de la ciudadanía a recibir información veraz y plural”, ha remarcado.

Una precariedad feminizada

Por su parte, Teresa García ha manifestado que, a diferencia de las redes sociales, los medios de comunicación tradicionales siguen negando esta crisis y haciendo lo posible para que los despidos de sus trabajadores “nunca sean noticia”.

En este sentido, ha recordado que esa invisibilidad es especialmente dañina en un sector fuertemente feminizado como el periodístico, por el número de mujeres que salen de las facultades de Periodismo, pero que siempre ha estado y sigue estando dirigido por hombres.

García, que es también miembro de la Red Internacional de Periodistas con visión de género, ha aprovechado para denunciar los “saltos atrás” y “saltos al vacío” del Gobierno español en materia de igualdad, justo en un momento en el que empezaban a vislumbrarse logros reseñables en este ámbito.

Para escuchar la entrevista, pulsa aquí(10 minutos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*