Aceptados, bajo presión, los recortes salariales en la SER

Bajo amenaza de 300 despidos, el 52,8% de la plantilla aprueba la propuesta de la empresa, que incluye no pagarles la subida del IPC de varios años pese a que la ganaron en una sentencia

Los trabajadores de la Cadena Ser han aprobado, por el 52,8% de votos a favor y el 39,7% en contra, la propuesta de convenio colectivo que ha planteado la empresa y que incluye recortes salariales de entre el 3% y el 6,5% para los salarios superiores a 21.000 euros anuales, además de su renuncia a cobrar el incremento del IPC de los últimos años pese a que existe una sentencia a favor de ellos.

Foto de PRISA Radio vía  Creative Commons

Foto de PRISA Radio vía Creative Commons

Ante el temor de la propuesta fuera rechazada, la empresa movilizó a los altos cargos y directivos de la cadena, que acudieron mayoritariamente a votar, incluso los que no están incluidos en el convenio colectivo. En total ha habido 1.072 votos (más del 90% de la plantilla), con el siguiente resultado: 567 votos (52,8%) a favor de la propuesta de la empresa, 425 (39,7%) votos en contra), 75 (7%) votos en blanco y cinco (0,4%) votos nulos.

Durante las negociaciones, la empresa no aceptó ninguna de las medidas alternativas que planteó el Comité Intercentros y anunció que, si no se aceptaba su propuesta, despediría a 300 personas y aplicaría unilateralmente reducciones salariales. Con esa amenaza, la compañía ha logrado sacarla adelante, aunque en importantes emisoras de la cadena ha sido rechazada por la mayoría de la plantilla. Así ha ocurrido en Bilbao, Huelva, Palencia, San Sebastián, Tenerife, Alicante, Vitoria, Galicia, Guadalajara, Valladolid, Toledo y Ciudad Real, entre otras. En las tres emisoras con mayor número de empleados ha ganado el «sí» a los recortes; Madrid (163 votos a favor, 135 en contra, 22 en blanco y uno nulo), Barcelona (45 a favor, 25 en contra y tres en blanco) y Sevilla (32 a favor, 21 en contra y seis en blanco).

El acuerdo aprobado también incluye la congelación de todos los incrementos salariales, del complemento por antigüedad, de los ascensos y de los incrementos salariales que correspondería aplicar en estos casos.

A pesar de esos recortes, el grupo Prisa Radio no garantiza el mantenimiento de los puestos de trabajo sino que se limita a indicar en el acuerdo que «no es su voluntad» llevar a cabo un despido colectivo (ERE) «en estos momentos» y que, en caso de que tuviera que hacerlo, abriría un proceso de negociación con los comités de empresa, algo que exige la ley.

En el caso de que hubiera despidos individuales, a lo único que se ha comprometido la empresa es a calcular la indemnización que corresponda con el salario anterior a la aplicación de estos recortes.

Deja un comentario