8-M / La FeSP defiende “un periodismo digno y feminista”

La Federación de Sindicatos de Periodistas llama a secundar la huelga feminista y a participar en los actos convocados con motivo del Día Internacional de la Mujer

Las mujeres del SPM en el vídeo de #LasComunicadorasParamos

6 de marzo de 2019. (Comunicado de la Junta Ejecutiva Federal de la FeSP).

Ante la necesidad de erradicar las desigualdades y violencias que se ejercen contra las mujeres en general, y las periodistas y comunicadoras en particular, en este Día Internacional de la Mujer la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) y sus sindicatos –entre ellos, el Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM)— manifiestan su total apoyo a la huelga feminista laboral, de cuidados, estudiantil y de consumo convocada por la Comisión Feminista 8M. La FeSP se suman a las reivindicaciones del manifiesto “Por un periodismo digno y feminista y por representaciones paritarias en los medios de comunicación”, de las compañeras Comunicadoras 8M (https://sites.google.com/view/comunicadoras8m), y se adhiere a la campaña Las mujeres al frente, de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), organización de la que forma parte.

Un año más, la FeSP manifiesta que es necesario seguir trabajando para erradicar la discriminación de género en el sector del periodismo, luchando por la igualdad salarial en la contratación y en la promoción de las mujeres, por el cumplimiento real de las medidas de conciliación entre la vida profesional y privada y por acabar con las culturas sexistas y patriarcales en el trabajo que, entre otras muchas cosas, incluyen el acoso sexual y psicológico, los techos de cristal y suelos pegajosos. Hay que terminar con las amenazas y violencia que sufren las periodistas y comunicadoras, incluido el ciberacoso, una manera nueva y cruel de acoso que en los últimos años se ha sumado con fuerza a las otras formas de violencia. Según datos de la FIP, al menos una de cada dos periodistas ha sufrido acoso sexual, abuso psicológico, ciberacoso u otras formas de abusos contra los derechos humanos.

Es necesario y urgente reaccionar ante el menosprecio de los derechos de las mujeres a lo largo de la historia. Las estadísticas y los informes son contundentes, y así lo manifiesta la campaña de la FIP Las mujeres al frente. Según los datos de esta organización internacional, más de la mitad de quienes estudian Periodismo son mujeres y, sin embargo, representan menos de la mitad de las personas contratadas en los medios de comunicación. Las mujeres también sufren más obstáculos que los hombres para alcanzar puestos directivos, son las que más trabajos precarios desempeñan y las que reciben salarios más bajos y, además, en muchos casos se ven obligadas a trabajar con contratos parciales o sin contrato, lo que supone que carecen de protección social, pensiones o vacaciones. Por si eso fuera poco, a ellas se les encomiendan menos temas políticos o económicos, mayoritariamente reservados para sus compañeros varones, y les asignan la cobertura de las noticias llamadas blandas como la salud o la educación.

Tras 24 años de la Declaración y Plataforma de Acción de Pekín 95, es necesario exigir que se cumpla lo acordado en esta Conferencia Mundial de las Mujeres, en particular el apartado dedicado a “La mujer y los medios de difusión” (https://bit.ly/1JUkkea). Hay que seguir reivindicando la igualdad y equidad de mujeres y hombres, haciendo un buen trabajo periodístico en el que se elaboren informaciones y contenidos que visibilicen a las mujeres a través de lenguajes y prácticas periodísticas no sexistas; formar en igualdad a los y las trabajadoras de los medios, para que informen y comuniquen con modelos igualitarios, y luchar contra la mayor lacra social, las violencias que se ejercen contra las mujeres y que cobran su máxima expresión en los asesinatos. Este trabajo y formación deben ir acompañados de la aplicación de una perspectiva de género, así como de una vigilancia constante por parte las empresas, los consejos de redacción, comités de empresa, delegados y delegadas de personal, comisiones de igualdad y de todos los trabajadores y trabajadoras de los medios de comunicación.

En este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la FeSP muestra su solidaridad con todas las compañeras que son y han sido maltratadas, y algunas asesinadas, por realizar su trabajo. Nuestro apoyo y reconocimiento a todas esas profesionales valientes que arriesgan sus vidas en el quehacer diario de informar en aldeas, pueblos y ciudades de todo el mundo, sin más protección que su conciencia a la hora de ejercer la libertad y el deber de informar de forma veraz a la ciudadanía.

La Federación de Sindicatos de Periodistas hace un llamamiento a todas las mujeres, y de manera especial a las periodistas y comunicadoras, a que secunden la huelga feminista laboral, de cuidados, estudiantil y de consumo el viernes 8 de marzo, y a que participen en los actos y manifestaciones convocados ese día. También llama a los hombres a que faciliten a las mujeres el ejercicio del derecho de huelga, encargándose de las tareas que habitualmente realizan ellas y, en su caso, de cubrir los servicios mínimos en las empresas donde sea obligado establecerlos.

Deja un comentario