8-M / La FeSP apoya la huelga feminista y aclara dudas sobre la huelga laboral, de cuidados, estudiantil y de consumo

Hace suyas las reivindicaciones del manifiesto «Por un Periodismo Digno y Feminista» de #LasComunicadorasParamos, y anima a participar también en las manifestaciones del 8-M

1 de marzo de 2019 / FeSP

Un año más, la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) y los sindicatos que la integran animan a secundar la huelga de 24 horas laboral, de cuidados, estudiantil y de consumo convocada para el próximo 8 de marzo, y a participar en las manifestaciones y actos de ese día.
En la fecha que Naciones Unidas ha instituido como Día Internacional de la Mujer, esta organización sindical vuelve a reclamar la necesidad de terminar con la brecha de género que existe en el periodismo, tanto en la relación laboral y profesional de las periodistas y comunicadoras respecto a su empresa como en el tratamiento informativo y la visibilidad que los medios ofrecen de las mujeres en sus productos informativos.
La FeSP hace suyas las reivindicaciones recogidas en el manifiesto Por un Periodismo Digno y Feminista (https://lasperiodistasparamos.wordpress.com), de #LasComunicadorasParamos, y anima a secundar la huelga de 24 horas y paros convocados, así como a participar en los actos y manifestaciones del 8-M.

Quién puede secundar la huelga

Por ley, la huelga está convocada para mujeres y hombres, y cualquiera puede secundarla con independencia de su género, pero en esta jornada de lucha las protagonistas son las mujeres.
Desde la Comisión Feminista (http://hacialahuelgafeminista.org) se hace un llamamiento a todos los compañeros aliados del feminismo a facilitar en ese día que las mujeres puedan hacer la huelga, sustituyéndolas en sus tareas cotidianas (cuidado de hijos e hijas o personas mayores, tareas del hogar…) y en aquellos centros de trabajo donde se fijen servicios mínimos, que deberán desempeñar ellos.

La huelga es un derecho constitucional

La huelga feminista del 8 de marzo de 2019 tiene cobertura legal de 24 horas, desde las 0:00 horas hasta las 23:59 horas de ese día. En las empresas con trabajo a turnos, el turno de noche podrá parar durante la noche del 7 al 8 de marzo.

  • Esta huelga ha sido promovida por las organizaciones feministas, pero la han convocado los sindicatos porque son los que legalmente tienen competencia para hacerlo. CGT, CNT e Intersindical han convocado un paro de 24 horas. Por tanto, quienes quieran, pueden hacer huelga durante toda la jornada de trabajo. CC.OO. y UGT han convocado paros de dos horas por turno de trabajo, de 12 a 14 horas y de 14 a 18 horas, para quienes quieran secundar solo esos paros parciales (en el horario nocturno la convocatoria de dos horas cubre las dos primeras horas de cada turno de trabajo). No obstante, el sector de Medios de Comunicación, Artes, Cultura y Deportes de CC.OO. ha convocado 24 horas de huelga. En algunas federaciones de estos sindicatos, como Educación y Sanidad, Administración Local, Administración de Justicia y en algunas empresas, también han convocado paros de 24 horas. Por ello, tanto quienes quieran parar dos horas como quienes quieran seguir la huelga durante todo el día tienen cobertura legal para hacerlo.
  • La huelga es un derecho fundamental reconocido en la Constitución. Cualquier trabajadora o trabajador que tenga una relación laboral con una empresa, pertenezca o no a un sindicato, tiene derecho a secundar la huelga o los paros, tanto si tiene un contrato de trabajo por escrito como si no. Las personas subcontratadas tienen los mismos derechos.
  • Si decides hacer huelga, la empresa tiene derecho a descontarte un día de tu salario (o, en su caso, dos horas) más la parte correspondiente de las pagas extraordinarias y las vacaciones, y dejas de cotizar ese día a la Seguridad Social. No podrá quitarte días de vacaciones ni pedirte una compensación en días festivos o en horas de trabajo. A efectos de prestación por desempleo, el día de huelga se reconoce como si hubieras cotizado.
  • No todas las empresas deben establecer servicios mínimos. No hay más servicios mínimos que los pactados entre empresa y sindicatos en los días previos a la huelga o a los paros, y comunicados oficialmente a las plantillas. Estos servicios mínimos existen sólo en las empresas públicas y en aquellas otras consideradas de reconocida e inaplazable necesidad (servicios sanitarios, transportes…). Debes saber que los servicios mínimos son de obligado cumplimiento y no cumplirlos puede suponer despido disciplinario.
  • Si decides hacer huelga o un paro de dos horas no tienes obligación de comunicarlo a tu empresa, que no puede ni limitarte ni impedir tu derecho a secundarla.
  • Los piquetes informativos en la huelga están reconocidos por ley.

¿Por qué esta huelga?

Huelga laboral
Huelga contra la discriminación salarial, los techos de cristal, los suelos pegajosos y la precariedad laboral y profesional, porque los trabajos a los que las mujeres acceden están marcados por la temporalidad, la incertidumbre, los bajos salarios y las jornadas parciales no deseadas. Se reivindica también la cotitularidad de las pensiones y que el tiempo dedicado a tareas de cuidados, o el desarrollado en el campo, sea reconocido en el cálculo de las pensiones al igual que el trabajo laboral, y que se ratifique el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que regula el trabajo doméstico. También se exige que el embarazo o los cuidados dejen de ser objeto de despido o de marginación laboral, y no menoscaben expectativas personales ni profesionales.
Huelga de cuidados
Con la huelga de cuidados en la familia y la sociedad se quiere hacer visible el trabajo que nadie quiere reconocer, un trabajo doméstico y de cuidados que hacen las mujeres y que es imprescindible para el sostenimiento de la vida. Se reivindica que el trabajo de cuidados sea reconocido como un bien social de primer orden y se exige la redistribución de este tipo de tareas.
Huelga estudiantil
Porque la desigualdad empieza en la educación, se convoca a estudiantes, profesoras y comunidad educativa a ir a la huelga. Para el movimiento feminista, la educación es la etapa principal en la que se construyen las identidades sexuales y de género, y por ello se exige una educación pública, laica y feminista, libre de valores heteropatriarcales.
Huelga de consumo
Este 8-M también se pide que no se consuma, porque es necesario visibilizar la presión estética a la que se ven sometidas las mujeres. Se exige que los cuerpos femeninos no sean “reducidos a mercadería ni utilizados como reclamo”. También se pide la eliminación de la conocida como tasa rosa, en referencia a los mayores precios que pagan las mujeres por artículos muy similares a los que usan los hombres.

Deja un comentario