70 trabajadores pagan con su despido los errores de la empresa en Veo7

Madrid, 25 de mayo de 2011 (comunicado de la parte social de la Comisión de Seguimiento del ERE).

Un total de 70 trabajadores de Canal Mundo Producciones –una de las tres empresas del área audiovisual del Grupo Unidad Editorial– van a pagar con su despido las decisiones erróneas que ha adoptado la empresa en Veo7.

La compañía ha decidido suprimir los informativos de Veo7 a partir del 27 de mayo debido a la importante caída de la publicidad y la escasa audiencia. Comunicó a la parte social de la Comisión de Seguimiento del ERE que esta medida implicaba 134 despidos, la mayoría de contratos por obra –esa obra era los informativos que van a ser suprimidos– aunque otros eran indefinidos.

Los trabajadores con contrato por obra pueden ser despedidos con una indemnización de sólo ocho días por cada año trabajado, según la reforma laboral aprobada por el Gobierno y contra la que hubo una huelga general hace meses, que los Comités de Empresa del grupo apoyamos.

Hemos negociado con la compañía y se ha llegado al siguiente acuerdo, que ha sido aceptado por todos los trabajadores afectados:

– Se prescinde de 70 trabajadores que tienen contrato por obra, y no de los 134 previstos inicialmente. No se despedirá a nadie con contrato indefinido.

– Todos serán indemnizados con 45 días por cada año trabajado, el máximo legal –y no con los ocho días que establece la ley–, computando para ello toda la antigüedad que tengan desde el primer contrato.

– Recibirán, además de esa indemnización, 1.000 euros cada uno.

– La empresa estudiará la baja de quienes quieran irse con esas mismas condiciones de las sociedades del área audiovisual –Unedisa Telecomunicaciones, Canal Mundo Producciones y Veo7– y verá si existe la posibilidad de algunas recolocaciones.

La parte social de la Comisión de Seguimiento del ERE, aun reconociendo que existe una grave crisis en el sector, lamenta que algunos directivos de la compañía hayan adoptado decisiones para Veo7 que han costado mucho dinero, que no han resuelto la situación y que se ha comprobado que han sido equivocadas, como el fichaje de Ernesto Sáenz de Buruaga y su productora y la contratación de programas caducos y poco atractivos para la audiencia, entre otras. Las consecuencias, una vez más, las pagan los trabajadores pese a que ellos no han creado el problema.

Deja un comentario