Información útil y aclaraciones sobre la Huelga Feminista del 8-M

–El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, está convocada en más de 150 países una huelga feminista laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo.

–Trabajadoras del periodismo y la comunicación de nuestro país se suman con acciones y el manifiesto #Las periodistas paramos, firmado en pocos días por más de 6.400 mujeres.

–La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) apoya la iniciativa y anima a secundarla y a asistir a las manifestaciones.

6 de marzo de 2018. (FeSP).

Bajo el lema “Si paran las mujeres, se para el mundo”, esta convocatoria de huelga de 24 horas y paros de dos horas pretende llamar la atención sobre la necesidad de conseguir una sociedad más justa y equitativa. Esta movilización feminista, inspirada en la que se llevó a cabo en Islandia en 1975, que fue secundada por el 90% de las mujeres de ese país, quiere visibilizar el trabajo que realizan las mujeres, denunciar la brecha salarial y la precarización laboral y profesional, luchar contra la discriminación de género y decir NO a las violencias machistas y asesinatos de mujeres.

La huelga feminista convocada este año es inédita, pues si bien varios sindicatos la han formalizado legalmente ante la autoridad laboral, ha nacido de los colectivos feministas y se ha ido diseñando mediante asambleas y reuniones de mujeres en ciudades y pueblos. El año pasado, en España y en otros 57 países, el 8 de marzo se convocó una jornada de paros y concentraciones de media hora. Solo en Argentina y Polonia se convocó una huelga general.

En el sector del periodismo, este 8-M se han sumado de forma organizada periodistas y comunicadoras, apoyando la huelga general feminista, organizando acciones y difundiendo un manifiesto que en pocos días lleva reunidas ya más de 6.400 firmas de compañeras. Este manifiesto, entre otros puntos, denuncia: la brecha salarial; los techos de cristal; la precariedad; el acoso sexual y laboral; la masculinización de los espacios de opinión y las tertulias; la mirada parcial y la preocupación por los enfoques. En este enlace puedes leer el manifiesto #Las periodistas paramos: https://lasperiodistasparamos.wordpress.com/

La convocatoria de huelga y paros es legal

A nivel estatal se han convocado dos tipos de acciones, ambas legales porque han sido convocadas ante la autoridad laboral competente. Por un lado están sendas convocatorias de huelga de 24 horas (de las 0:01 horas a las 23:59 horas) para ese día, convocadas por la Comisión del 8M y por las centrales sindicales CGT y CNT. Por otro está la convocatoria de paros de dos horas por turno (de 11:30 a 13:30 horas y de 16:00 a 18:00 horas), convocados por los sindicatos CC.OO. y UGT.

Tanto las huelgas como los paros son legales, por lo que una u otra opción podrá ser elegida por la trabajadora asalariada. Recordamos los derechos y deberes que nos amparan:

–La huelga es un derecho fundamental reconocido en la Constitución. Toda trabajadora que tenga una relación laboral, esté sindicada o no, tiene derecho a secundar la huelga o los paros, tenga un contrato por escrito o no. Los hombres que decidan hacer la huelga o los paros, aunque las organizaciones feministas dirigen su convocatoria a las mujeres, tienen el mismo derecho y las mismas garantías.

–Las trabajadoras subcontratadas tienen los mismos derechos.

–Si vas a secundar la huelga o los paros no es necesario comunicarlo previamente a la empresa. Acude a la acción reivindicativa y ya está.

–En ningún momento la empresa puede ponerte trabas para que no la secundes. Tú eres quien puede decidir. En caso de que la empresa te ponga alguna traba o realice alguna amenaza, velada o no, tú puedes y debes denunciarlo ante los comités de empresa, delegados/as de personal, sindicatos o autoridad laboral competente de tu localidad.

–Que no te vendan que eres ‘servicio mínimo’. No hay más ‘servicios mínimos’ que los pactados entre empresa y sindicatos en los días previos a la huelga o los paros, y comunicados oficialmente a las trabajadoras y trabajadores. Estos servicios mínimos existen solo en empresas públicas y en aquellas otras calificadas como de reconocida e inaplazable necesidad.

–Los servicios mínimos son de obligado cumplimiento, por lo que deberás trabajar si se te han asignado, y no tendrás derecho a la huelga. Su no cumplimiento puede implicar el despido disciplinario.

–Cuando realizas paro o huelga la empresa tiene derecho a restar de tu nómina la retribución salarial correspondiente al tiempo que has faltado al trabajo, y dejas de cotizar a la Seguridad Social por ese tiempo.

¿Huelga solo de mujeres?

Son las mujeres las protagonistas y para las que se ha convocado la huelga. Esta es una acción reivindicativa que pretende evidenciar la labor invisibilizada y el maltrato salarial y profesional del trabajo de las mujeres, así como otras violencias ejercidas contra ellas. ¿Qué pasaría si las mujeres dejaran de acudir a sus trabajos y dejaran también de hacer el trabajo en el hogar y de cuidados? Esta es la pregunta a la que pretende dar respuesta el 8-M. Es por ello lógico que la convocatoria vaya dirigida solo a mujeres, según vienen reiterando los colectivos feministas y otras organizaciones sociales y sindicales. Eso no quita para que otras organizaciones, como CC.OO. y UGT, hayan convocado a mujeres y hombres, si bien no es este el sentir de esta jornada de lucha feminista.

¿Y los hombres?

Los hombres no tienen prohibido secundar la huelga o los paros parciales, porque eso sería ilegal, pero ese no es el objetivo. Para ese día los colectivos feministas piden a los hombres que apoyen esta movilización encargándose de las tareas que las mujeres no realizarán, como el cuidado de hijas e hijos y personas mayores que necesiten asistencia (sean de tu familia o de la de tu vecina o amiga), tareas del hogar, desconvocando los actos o eventos que tengan previstos para ese día, cubriendo los servicios mínimos asignados a sus compañeras de trabajo en las empresas donde legalmente sean necesarios, informando también de la importancia de esta jornada de lucha, etc. Y, muy importante, si eres hombre y te sumas a los actos convocados para ese día, da un paso atrás de la pancarta y de las primeras filas y deja el megáfono y la iniciativa de las consignas a las mujeres que han convocado estas acciones.

Huelga en el empleo, de cuidados, estudiantil y de consumo

Huelga laboral

Huelga contra la discriminación salarial, los techos de cristal y la precariedad laboral y profesional, porque los trabajos a los que las mujeres acceden están marcados por la temporalidad, la incertidumbre, los bajos salarios y las jornadas parciales no deseadas. En España las mujeres ganan de media un 18,8% menos que los hombres y se enfrentan a una tasa de desempleo tres puntos mayor y una tasa de temporalidad altísima.

Se reivindica también la cotitularidad de las pensiones, y que el tiempo dedicado a tareas de cuidado, o el desarrollado en el campo, sea reconocido en el cálculo de las pensiones igual que el trabajo laboral; así como que se ratifique el convenio 189 de la OIT que regula el trabajo doméstico. También se exige que el embarazo o los cuidados dejen de ser objeto de despido o de marginación laboral, y no menoscaben expectativas personales ni profesionales.

Huelga de cuidados

Con la huelga de cuidados en la familia y la sociedad se quiere hacer visible el trabajo que nadie quiere reconocer, un trabajo doméstico y de cuidados que hacen las mujeres y que es imprescindible para el sostenimiento de la vida. Así, se reivindica que el trabajo de cuidados sea reconocido como un bien social de primer orden y se exige la redistribución de este tipo de tareas.

Huelga estudiantil

Porque la desigualdad empieza en la educación, se convoca a estudiantes, profesoras y comunidad educativa a ir a la huelga. Para el movimiento feminista, la educación es la etapa principal en la que se construyen las identidades sexuales y de género, y por ello se exige una educación pública, laica y feminista, libre de valores heteropatriarcales.

Huelga de consumo

Este 8-M también se pide que no se consuma, porque es necesario visibilizar la presión estética a la que se ven sometidas las mujeres. Se exige que los cuerpos femeninos no sean “reducidos a mercadería ni utilizados como reclamo”. También se exige la eliminación de la conocida como tasa rosa, en referencia a los mayores precios que pagan las mujeres por artículos muy similares a los que usan los hombres (en EE.UU., una investigación concluyó que las mujeres pagan 1.400 dólares más al año por productos similares a los que adquieren ellos).

Enlace al Manifiesto del 8-M 2018: http://hacialahuelgafeminista.org/manifiesto-8m/

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) y sus sindicatos apoyan la huelga feminista laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo del 8 de marzo, porque es un paso importante para demostrar que “si paran las mujeres, se para el mundo”, y para conseguir una sociedad más justa, donde mujeres y hombres estén en un plano de igualdad real y donde se pueda erradicar todo tipo de violencias hacia las mujeres.

La FeSP anima a secundar la huelga general o los paros parciales y a participar en los actos y manifestaciones convocados, para visibilizar el trabajo que realizan las mujeres, denunciar la brecha salarial, luchar contra la discriminación de género y decir NO a las violencias machistas y asesinatos de mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*