15-M, segundo aviso

Madrid, 17 de marzo de 2003. (Hoja Informativa de la Sección Sindical SPM-RNE).

Y dijo el presidente del Gobierno, un día antes: “No tienen razones morales ni legales”. Si Aznar, su Gobierno, su partido y las organizaciones sociales y sindicales de su entorno hubiesen convocado y participado en las manifestaciones de quienes nos oponemos a la guerra habrían escuchado cientos de miles de voces y habrían leído cientos de pancartas, colectivas e individuales, con razones morales, legales, humanitarias y políticas para decir NO A LA GUERRA.

Si no estuviesen soberbiamente sordos, escucharían que los ciudadanos estamos, también, cada día más profundamente irritados con el Gobierno Aznar-PP y que junto a los mil veces repetidos “no a la guerra” se están abriendo camino otros lemas como “este Gobierno no nos representa”, “Gobierno, dimisión” y “se tiene que notar, se tiene que notar, a la hora de votar”.

Los ciudadanos estamos tomando nota en los centros de trabajo, en los barrios, en las aulas, de quiénes promueven salidas pacíficas al conflicto y protestas contra la guerra y de quiénes permanecen activos en la agresión bélica, la descalificación moral y la mentira o agazapados en silencio. También en RTVE. Otra vez, el sábado, “televisión, manipulación” fue un clamor cada vez que aparecía una cámara, como demostración del amplísimo rechazo que genera la tergiversación y la falta de pluralismo en la radiotelevisión de “todos” sometida al dictado del Gobierno y de su partido.

Todavía el viernes 14 de marzo, el presentador de “España a las 8” se preguntaba a micrófono abierto “qué está pasando para que ahora de pronto haya señores y señoras que salen a la calle, que se manifiestan y que continuamente están diciendo que aquí se está atentando contra la libertad de expresión y que falta libertad de expresión en España. Lo dicen los actores, los estudiantes; ¿pero qué broma es ésta?”

Se equivoca el presentador contratado de “España a las 8”, la tertulia posterior y el programa matinal de RNE: no sólo son los actores y los estudiantes. Aunque acierta en una cosa: ¿qué broma es ésta? ¿Desde esa tribuna se pregunta qué es falta de libertad de expresión? Mira a tu alrededor. Y más allá si es posible, porque en RNE siguen cayendo profesionales no estrictamente adictos, siete años después del desembarco del PP. Ya no les sirve Rodríguez Olivares (R1), tampoco les vale Iñaki Peña (R3). Sólo quienes tengan interiorizada la sumisión y sean capaces de ir más lejos que el propio Gobierno son declarados aptos para el servicio. En TVE se lanzan terribles amenazas contra quienes se atreven a organizar la denuncia de la manipulación y se les sitúa entre “los GRAPO y Jarrai” y se les promete que acabarán con ellos “ahora o dentro de seis meses”.

Eso es lo que está pasando dentro de RTVE, con el silencio cómplice de demasiados que, todavía hoy, siguen buscando su lugar al sol, su “plus” o planifican parcelas de cierta inmunidad por si vienen mal dadas, mientras la radiotelevisión pública estatal está siendo arrasada y la situación empieza a ser conocida internacionalmente.

La agencia France Press ha distribuido en su servicio internacional una amplia noticia titulada “La crisis iraquí revela una enfermedad en el seno de TVE” en la que recoge la creación del Comité Contra la Manipulación y la visita de un grupo de estudiantes para inspeccionar la existencia de “armas de desinformación masiva” y señala a Alfredo Urdaci como principal acusado. La agencia de noticias recoge también las críticas por el tratamiento del “caso Prestige” y de la huelga general y la creación de la Plataforma de RTVE Contra la Guerra.

Deja un comentario